Roladora de Lamina

Roladora de lamina

Categorías de Transformación de láminas y perfiles

Solicita más información

¿Qué es una roladora de lámina?

Una roladora de lámina es una máquina esencial en la conformación de láminas metálicas. Se compone de un conjunto de rodillos que se mueven de manera sincronizada para deformar la lámina y lograr la forma deseada. Estas máquinas desempeñan un papel fundamental en la fabricación de piezas de chapa metálica y son ampliamente utilizadas en diversas industrias.

Diferencia entre Roladora de Tres y Cuatro Rodillos

En general, las roladoras de lámina pueden tener una configuración de tres o cuatro rodillos. Las de tres rodillos son adecuadas para curvar láminas más delgadas, con dos rodillos laterales móviles y un rodillo superior fijo. La distancia entre los rodillos laterales se ajusta para modificar el diámetro del rolado.

Por otro lado, las roladoras de cuatro rodillos presentan dos rodillos laterales móviles y dos rodillos superiores e inferiores fijos. Este diseño ofrece mayor precisión y control al trabajar en conjunto para aplicar la presión necesaria sobre la lámina. Son especialmente idóneas para curvar láminas de mayor espesor y formas más complejas. En resumen, la elección entre una configuración de tres o cuatro rodillos dependerá de los requisitos específicos de cada aplicación, considerando el grosor de la lámina y la complejidad de la forma deseada.

Roladora de Tres Rodillos:

Número de Rodillos: Tres rodillos dispuestos en forma de triángulo.
Operación Básica: Adecuada para formar curvas y círculos de diversos diámetros.
Mayor Flexibilidad en la Forma: Ideal para trabajos de conformado que requieren una variedad de formas.

Roladora de Cuatro Rodillos:

Número de Rodillos: Cuatro rodillos dispuestos en dos conjuntos.
Operación Básica: Proporciona mayor precisión y control en el proceso de conformado.
Mayor Precisión y Repetibilidad: Con presión uniforme, logra formas más consistentes y menos distorsión en el material.

Partes de una Roladora de Lámina

Una roladora de lámina se compone de diversas partes esenciales que son cruciales para su correcto funcionamiento. Estas incluyen:

Estructura: Sostiene toda la máquina, comúnmente construida con acero estructural para proporcionar robustez y estabilidad.
Rodillos: Componentes esenciales de la máquina encargados de deformar la lámina. Estos rodillos pueden variar en cantidad, tamaño y material, adaptándose a las necesidades específicas de cada aplicación.
Transmisión: Permiten el movimiento sincronizado de los rodillos y ajustan la presión de manera precisa, garantizando un funcionamiento eficiente y preciso.
Dispositivos de alimentación: Ubican la lámina en la posición adecuada, facilitando que los rodillos realicen su labor de deformación de manera efectiva.
Sistemas de control: Supervisan la velocidad y la presión aplicada por los rodillos para asegurar la calidad del trabajo realizado. Estos sistemas contribuyen a mantener estándares precisos y consistentes en el proceso de conformado de la lámina. Existen controles NC y CNC
Mesa de Trabajo: La mesa de trabajo proporciona un área de soporte para la lámina durante el proceso de deformación. Puede tener características ajustables para adaptarse a diferentes tamaños y formas de lámina.
Sistemas de Lubricación: Para garantizar un funcionamiento suave y evitar el desgaste prematuro, las roladoras suelen tener sistemas de lubricación que mantienen los componentes móviles adecuadamente lubricados.
Dispositivos de Seguridad: Las roladoras de lámina están equipadas con dispositivos de seguridad para proteger a los operadores y prevenir accidentes. Estos pueden incluir interruptores de emergencia, barreras de seguridad y sistemas de parada automática.

Usos de una Roladora de Lámina

Moldea láminas para tanques, conductos, paneles, etc.
Fabrica piezas con formas cilíndricas y cónicas.
Es fundamental en la fabricación a gran escala, como puentes y edificios.
Cumple con requisitos de tolerancia precisos en diversas industrias.

Diferencia entre una Roladora de Lámina y una Dobladora de Lámina

A pesar de las aparentes similitudes, las roladoras de lámina y las dobladoras de lámina presentan distinciones significativas. La roladora de lámina se emplea para dar forma a la lámina metálica en una curva continua. Ejemplos de aplicaciones incluyen la producción de conductos de ventilación de sección circular o paneles curvos para revestimientos arquitectónicos. En este proceso, los rodillos trabajan en sincronía para garantizar una curva uniforme a lo largo de la lámina, permitiendo la creación de componentes con formas variadas y precisas.

Por otro lado, la dobladora de lámina se destina a doblar la lámina en ángulos específicos en puntos definidos. Este método es ideal para la fabricación de esquinas o bordes de precisión, como los requeridos en la producción de cajas metálicas. En lugar de rodillos, las dobladoras utilizan una prensa que aplica fuerza en un solo punto para lograr el ángulo deseado con precisión.

Marcas de Roladoras de Lámina

El mercado de roladoras de lámina cuenta con diversas marcas reconocidas, cada una destacando por características únicas y especificaciones técnicas particulares. A continuación, presentamos una breve reseña de algunas de las principales marcas en este sector:

Bendmak: Marca turca, Reconocida por su excelencia en la fabricación de maquinaria para la deformación de chapa. Con un enfoque en la innovación y la calidad, Bendmak ofrece una amplia variedad de productos, incluyendo roladoras de lámina, que cumplen con las exigencias de diversas aplicaciones industriales. Su compromiso con la tecnología avanzada y la atención al cliente contribuye a su destacada posición en el mercado de roladoras de lámina.

Roundo: es una marca sueca especializada en la fabricación de máquinas para la deformación de chapa, centrándose particularmente en roladoras de lámina y curvadoras de perfiles. La compañía tiene una rica historia que se remonta a la década de 1960, y a lo largo de los años, ha ganado reconocimiento por sus equipos robustos y de alta calidad.

Yangli: Más de cinco décadas en el mercado, expertos en la fabricación de maquinaria para la deformación de chapa, Yangli se ha consolidado como una marca líder en el ámbito de las roladoras de lámina. Su enfoque en la innovación y calidad se refleja en una amplia línea de modelos, desde roladoras de tres y cuatro rodillos hasta curvadoras de perfiles. Yangli destaca por ofrecer soluciones personalizadas a sus clientes, abarcando diversas industrias como la construcción, la fabricación de tubos y la producción de tanques.

Durma: Especializada en la producción de maquinaria para la deformación de chapa, Durma es una marca turca reconocida que abarca roladoras de lámina, cizallas, plegadoras y punzonadoras. Destaca por su amplia gama de productos y un enfoque constante en la innovación, consolidándose como una marca líder en el mercado global.

Faccin: Con más de 50 años de experiencia, Faccin es una empresa italiana dedicada a la fabricación de maquinaria para la deformación de chapa y la producción de rollos y tubos. Su extensa oferta incluye roladoras de lámina, prensas hidráulicas y cortadoras de plasma, siendo reconocida por su calidad y experiencia en el mercado.

MG srl: Otra empresa italiana especializada en la producción de roladoras de lámina, plegadoras y equipos para la deformación de chapa, MG srl se distingue por su enfoque en la calidad y precisión de sus productos, consolidándose como una marca líder en el mercado europeo.

Cotizar Roladora de Lámina

 

×